Consejos de seguridad en el agua para los perros

El tiempo cálido suele significar pasar más tiempo cerca del agua. Es natural que quiera llevar a su perro para que se divierta. Cuando estés listo para salir a pasar un día en el agua, aquí tienes algunos consejos de seguridad que debes tener en cuenta:

  1. Recuerde que no todos los perros saben nadar, y no todos los que saben nadar disfrutan haciéndolo. Deja que tu perro te guíe a la hora de meterte en el agua, no quieras forzarlo.
  2. Vigílalos mientras nadan. Incluso los perros a los que les gusta nadar pueden desgastarse al remar durante demasiado tiempo.
  3. Si vas a salir en barco con tu perro, es posible que quieras invertir en un chaleco salvavidas para él. Asegúrate de que está bien ajustado: un chaleco salvavidas suelto o sin atar no servirá de nada si tu perro tiene problemas.
  4. No dejes que tu perro beba agua de lago, río, piscina u océano. Aunque el agua dulce de un lago o un río pueda parecer buena, puede haber un elevado número de bacterias o una proliferación de algas que no puedes ver. Lo mejor es que lleves agua fresca que tu perro pueda beber.
  5. Vigila las corrientes de aire/las olas altas en la playa. Aunque las aguas parezcan tranquilas, puede haber una marea de fondo que podría arrastrar a su perro.
  6. Recuerda que nadar puede ser agotador, sobre todo en días calurosos. Dale a tu perro descansos a la sombra para que pueda relajarse y reponerse.
  7. Lava a tu perro después del baño. El cloro y la sal pueden irritar la piel de tu perro, así que acláralo bien después del baño.