Los perros y los ladridos: Qué hacer al respecto

Los perros ladran por diversas razones, y es una forma de comunicación normal. Estas son algunas de las muchas razones por las que los perros ladran.

  • Losladridos de alerta se deben a la territorialidad, a la frustración de la barrera o a una combinación de ambas.
  • Losladridos de búsqueda de atención son la forma que tiene su perro de comunicar que quiere algo (atención, juego o comida) ahora mismo.
  • Losladridos de miedo/alarma se producen cuando su perro se siente incómodo por algo en el entorno y ladra para decir "¡Tengo miedo! No te acerques más".
  • Losladridos de soledad/aburrimiento se producen cuando no se satisfacen las necesidades diarias de compañía, ejercicio y estimulación social de su perro. En cierto sentido, el perro se ha puesto triste debido al aburrimiento.
  • Losladridos ansiosos pueden ser un síntoma de problemas relacionados con la separación.

2 Estrategias

para hacer frente a los ladridos

  1. Gestionar es prevenir la situación que desencadena los ladridos en primer lugar, o impedir el acceso de su perro al desencadenante. Al mismo tiempo, aumente el nivel de actividad y/o las interacciones sociales de su perro. Los perros cansados que han tenido mucha compañía durante el día son mucho menos propensos a ladrar.
  2. Eladiestramiento consiste en enseñar a su perro un comportamiento mutuamente excluyente; por ejemplo, a callarse cuando se le ordena. Ahora que entendemos nuestras dos estrategias, podemos aplicarlas a cada uno de los diferentes tipos de ladridos.

Cómo tratar los ladridos de alerta

Maneje: Si su perro ladra a los timbres o a la gente que pasa por fuera, limite el acceso de su perro a las partes de la casa que dan a las aceras o a las calles o a la zona cercana a la puerta principal. Si su perro ladra a otros perros con la correa, evite las zonas con muchos perros y asegúrese de premiar los buenos modales al caminar. A menudo puede reducir la gravedad de los ladridos de alerta de su perro aumentando la cantidad de ejercicio y estimulación que recibe. Invite a personas y perros a su casa para socializar y exponerlo a una mayor variedad de vistas y sonidos. Además, si su perro ladra ante los más mínimos sonidos y cambios en el entorno, intente sacarlo más al exterior.

Entrenar: En el caso de los ladridos a los timbres, la técnica de adiestramiento habitual consiste en enseñar a su perro un comportamiento mutuamente excluyente, como ir a buscar un determinado juguete o hacer un Down-Stay en una alfombra para obtener una sabrosa recompensa en forma de comida. Otra técnica -que requiere más esfuerzo pero tiene grandes resultados- consiste en enseñar a su perro a callarse cuando se le indique. Para entrenar a su perro para que no ladre a otros perros con la correa, consulte a un adiestrador sobre un programa de modificación de conducta.

Cómo tratar los ladridos de búsqueda de atención

Gestionar: Más ejercicio, más tiempo de juego y muchas interacciones sociales pueden reducir los ladridos para llamar la atención. Sin embargo, el mejor remedio es no enseñar a tu perro que ladrando consigue lo que quiere.

Entrenar: Si no te gustan los ladridos, deja de premiarlos con atenciones, servicios de apertura de puertas y lanzamiento de pelotas, liberación de jaulas, etc. Y punto. Sin peros. En lugar de que tu perro te diga cuándo sacarlo, sácalo a intervalos regulares y asegúrate de que ninguno vaya precedido de ladridos. No dejes que un perro que ladra salga de la jaula hasta que se calle. Ignora a los perros que te ladran. Ten en cuenta que si llevas un tiempo premiando los ladridos, empeorarán antes de mejorar. Como está cambiando las reglas, su perro se sentirá frustrado al principio. Sobre todo, empiece a prestar atención a su perro cuando esté callado. Enséñele que hay recompensas por tumbarse en silencio, masticar un juguete y abstenerse de ladrar.

Cómo lidiar con los ladridos de miedo/alarma

Ladrar a personas u objetos puede significar varias cosas. Es posible que su perro se sienta incómodo con los extraños o con un subconjunto de personas (personas con sombrero, por ejemplo). Puede que desconfíe de los autobuses o de los cortacéspedes. Si su perro ladra a las personas simplemente porque está emocionado por conocerlas, déle un juguete para que lo lleve a todas partes o entrénelo para que se calle cuando se lo indiquen.

Gestionar: Evite el/los desencadenante/s de los ladridos. Elija calles tranquilas o espacios abiertos para que su perro haga ejercicio. Establezca la zona de confinamiento/seguridad de su perro en una parte de la casa alejada
de las visitas.

Entrenar: Para reducir los ladridos de miedo/alarma, debe enseñar a su perro a asociar la cosa alarmante con la comida. Lleve golosinas a los paseos y mantenga una distancia suficiente de la cosa que le da miedo para que su perro se coma las golosinas al pasar por delante de ella, y luego trabaje para reducir gradualmente la distancia. Si a su perro no le gustan los extraños, hay que darle de comer poco a poco cerca de los extraños hasta que mejore. Lleva un tiempo resocializar a un perro adulto, así que sigue con ello.

Cómo lidiar con la soledad/el aburrimiento Ladridos

Gestionar: No hay una solución rápida o de adiestramiento en este caso. Debes satisfacer las necesidades básicas de tu perro de estimulación, ejercicio y compañía. Si tiene un perro de exterior, conviértalo en un perro de interior. Si puede, haga que su perro esté con usted o con un amigo durante el día. También puede contratar a un paseador de perros o inscribir a su perro en una guardería.

Cómo tratar los ladridos de ansiedad

Si su perro ladra y grita cuando se queda solo y ha establecido que el motivo es la ansiedad, es posible que sufra de ansiedad por separación y necesitará una desensibilización formal y/o medicación. Contacte con un adiestrador o especialista en comportamiento.

¿Qué pasa con los collares antiladridos?

Los collares antiladridos son herramientas de castigo a distancia que proporcionan un estímulo desagradable cuando su perro ladra, como un ruido fuerte, un ruido ultrasónico, un spray de citronela o una descarga eléctrica. Dado que los ladridos son un medio natural de expresión para los perros y no algo por lo que haya que castigarlos, recomendamos utilizar técnicas de adiestramiento y gestión para reducir los ladridos excesivos. Esto también es preferible porque muchos perros simplemente aprenden a no ladrar cuando llevan el collar antiladridos, pero vuelven a ladrar cuando se lo quitan.

Nota: Nunca utilice collares de choque ni ningún otro tipo de collar que inflija dolor a su perro. Es inhumano, puede desfigurar o dañar permanentemente a su perro y puede provocar agresiones.